De curas y confesiones

Es de obligado inicio… sabes qué, que no voy a empezar excusándome ya que no tengo porqué hacerlo lo que a continuación voy a contar nada de insultante tiene ni pretende. La religión católica de siempre me ha fascinado, no por ello quiero decir que me guste ni tan siquiera que la procese. Estoy bautizado y he realizado la primara comunión no porque quisiera yo de buen agrado sino por imposición familiar como le sucede a prácticamente toda la población. En cuanto al bautizo es obvio que nada podría haber hecho para impedirlo y en cuanto a la comunión, bueno, aquí me rondaba por la cabeza por qué diantres tenía que hacer yo semejante acto, por describirlo de alguna manera. Lo curioso y es algo que siempre me ha llamado la atención es por qué se me obligó a realizar la primera comunión si ese día, sin contar invitaciones de boda, bautizos y demás actos religiosos, es el único que mi familia ha vuelto a entrar en una iglesia, es decir, eso de ir a misa los domingos no tengo recuerdo de ello. Curioso.

Leer más “De curas y confesiones”

Comuniones Canena 2014, el párroco justifica las palizas a las mujeres

Fragmento del Sermón del Párroco de Canena en la Misa de Comuniones 4-5-14. En él el párroco se despacha a gusto con declaraciones tales como “antes el hombre se emborrachaba llegaba a casa y le pegaba a la mujer, pero no la mataba”. Sí, que sí, que has leído bien. Y eso ocurría, según el párroco, porque hace 30 años había valores molares, valores cristianos. Queda pues bien claros cuáles son los valores cristianos, o por lo menos ese que tanto añora éste párroco; que el marido se emborrache llegue a casa y le pegue una paliza a su mujer, sin matarla, eso sí, pero una buena paliza que no se la quite nadie.

Leer más “Comuniones Canena 2014, el párroco justifica las palizas a las mujeres”

De libertad de expresión y religión

Se de un hombre -una persona si quieres, un individuo-, bueno, son varios por no decir muchos, demasiados, tantos que el lastre se hace insoportable, que puede decir lo que le plazca ya que que a el -ellos- le ampara el derecho de la libertad de expresión y a la libertad religiosa. Pues por eso de que allá dónde fueres haz lo que vieres me tomaré, amparándome en el mismo derecho, la libertad de expresión a tal efecto. Para empezar diremos el individuo en cuestión; el cardenal Fernando Sebastián. Leer más “De libertad de expresión y religión”

La hipocresía de los católicos

Leo en el blog La Gaceta de Alicate que los vecinos del pueblo Biniarrés tienen nuevo cura. Es un muchacho joven de apenas 27 años de edad, lo que nos deja claro que es un recién salido del seminario, o por lo menos de reciente horneada, y eso se traduce en vigorosidad. Y el chico pinta maneras. El pueblo, cómo pueblo que se precie, disfruta de sus fiestas las cuales son, si no todas, religiosas y en España eso se convierte en católicas. Leo que en ellas actúan mujeres como parte del festejo religioso, las conocidas como las Festeras de la Purísima, algo así como las falleras a las fallas.
Leer más “La hipocresía de los católicos”

La Santísima Inquisición

Pedro Berruguete [Public domain], via Wikimedia Commons
Pedro Berruguete [Public domain], via Wikimedia Commons

La Santa Inquisición fue creada allá por el año 1478 con la santísima labor de eliminar a todo hereje y persona que adorase al demonio, brujas; en especial las pelirrojas. Y hay que decir que el desempeño de sus funciones les resulto rentable y fructífero, ya que en los primeros 50 años de su existencias mataron a más de 50.000 personas de las formas más grotescas y sanguinarias posibles. Pero lejos de perseguir, juzgar y ejecutar a brujas y endemoniados, las principales victimas de la Inquisición eran los que practicaban el Judaísmo, Protestantismo y las Practicas Moriscas y por norma general a toda persona que no procesara la fe cristiana.

Los juicios, si es que se les puede llamar así, eran de lo más surrealista posible. Para que el acusado demostrara su inocencia tenía que sujetar en su mano un clavo ardiendo. Si durante el interrogatorio no se quemaba, era por que decía la verdad y Dios le había protegido de las quemaduras. Como te puedes imaginar nadie supero la prueba y de paso sea dicho de hay nos viene lo de ‘Agarrarse a un clavo ardiendo‘ ya que para el reo era su única esperanza de seguir con vida.

En las acusaciones más grave las técnicas para dictaminar la inocencia del acusado eran aun más ingeniosas. Un de ellas consistía en atar de pies y manos al acusado y tirarlo al río. Si este se hundía y se ahogaba era porque era inocente y moriría limpio de pecado para unirse con Dios (que misericordioso). Si por el contrario salia a flote, era por ser un pecador culpable y las aguas bautismales lo habían rechazado, por lo que tendría que ser quemado vivo en la hoguera purificadora.

Tenían soluciones para todo. Si existía alguna duda a la hora de acusar a alguien simplemente los aprisionaban y los torturaban de forma tan salvaje, que los presos confesaban no por su culpabilidad, sino para conseguir la muerte y así dar fin a la tortura. Uno de los casos más famosos fue el de Anna Pappenheimer (acusada de brujería en Alemania, en 1600), a la que le arrancaron sus dos pechos y se los dieron a comer a sus hijos los cuales habían sido concebidos en pecado.

No menos monstruoso fue el caso de Juan Fian. Para que confesara y se declarara culpable le arrancaron de cuajo todas y cada una de sus 20 uñas de los dedos de sus manos y pies. Pero Juan tuvo el aguante de soportar la tortura, para remediarlo empezaron a clavar clavos en donde antes habían uñas. Como te puedes imaginar a Juan ya no le quedaron fuerzas para seguir aguantando y se declaro culpable.

Todas estas practicas resultan de lo más espeluznante pero un de las peores suertes que corrían los acusados era el temido cepo de madera para ser abandonado en la plaza del pueblo. Los que sentenciados a este castigo sufrían todo tipo de agresiones por parte de los pueblerinos ya que estaba permitido hacerles de todo: golpearles, quemarles, mutilarles. Un ensañamiento aprovechado por todo aquel que tuviera alguna disputa con el sentenciado.

Aunque una de las maquinas más llamativa era el ‘Aplastacabezas‘. Los Inquisidores estaban convencidos de que el Demonio se alojaba en la cabeza del endemoniado y que para obligarle a salir lo mejor era aplastar la cabeza del pobre desgraciado al que había poseído. Y para estar al 100% seguros de que el trabajo si hacía bien y el demonio era expulsado, no paraban de ejercer presión en a cabeza hasta que el celebro salia literalmente por los ojos.

 

Esto son las juventudes del Papa

El Papa ya esta aquí y con el unos cuantos miles de fieles feligreses las cuales en ocasiones gritan con orgullo; –¡Estas son la juventud del Papa!– Jóvenes católicos que vienen a escuchar al pontífice decir su verborrea; ni se ni me interesa lo que haya podido decir, me lo imagino y con eso me basta. Pero, ¿que ocurre una vez que el pontífice termina su charla? Lo normal sería que todas esas juventudes procedentes de varios países se fueran a dormir, como buenos cristianos, como el Papa, pero no. Tras la charla del Papa las calles de Madrid se transforman en un bebedero de alcohol, una fiesta en toda regla. Toneladas de basura, calles cortadas y ¿quien recibe la carga policial? ¿Las juventudes del Papa? Va a ser que no. Visto lo visto me tendré que volver católico. Tenéis el vídeo tras el salto.
Leer más “Esto son las juventudes del Papa”

El Papa nos visita de nuevo, JMJ 2011

Era noviembre de 2010 cuando el Papa Benedicto XVI visitaba España en las ciudades de Santiago de Compostela y Barcelona si mal no recuerdo. En su momento el derroche de dinero y medios supero con creces a los beneficios. Bares que abrían las 24 horas, comercios en marcha desde las 7 de la mañana, un dispositivo de 6000 efectivos de la Policía Nacional y unos 3 millones de euros en preparativos para tan solo 300 de los 1200 autocares que se esperaba fretar, todo un fracaso y eso solo en Santiago de Compostela, de Barcelona tanto de lo mismo. En esta ocasión el Papa nos visita con motivo de las Jornadas Mundiales de la Juventud y claro, eso nos va a costar una cifra. De nuevo nuestras arcas publicas sufrirán el azote de la iglesia, un azote de 5o millones de euros. Ademas el Estado, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid han firmado un acuerdo con la iglesia cediendo las instalaciones publicas como son los Institutos de la comunidad para que sean utilizados como lugar de residencia para los asistentes a estas jornadas generando así los correspondientes gastos de personal, electricidad, agua, instalación de duchas, desperfectos,… Por si esto no fuera suficiente hay que añadir que el Estado dejara de ingresar a modo de recaudación de impuestos ya que el Gobierno deducirá entre un 45% y un 90% de lo que gasten los patrocinadores del evento (Grupo Prisa, Sogecable, Intereconomía, Vocento, Unidad Editorial, Iberia, FCC, Acciona, Abengoa, Telefónica o el Grupo Santander entre otros). Todo un despilfarro económico que se hace aun más evidente cuando uno se entera del recorte presupuestario que la Comunidad de Madrid a realizado con la educación publica, nada más y nada menos que un recorte de 40 millones de euros (Ley 4/2010, de 29 de junio, de Medidas Urgentes). Y digo yo, que todo esto de las Jornadas Mundiales de la Juventud lo veo fantástico que se celebren y que venga el Papa con su Papa-móvil y toda su parafernalia pero, primero; ¿que tiene que ver la juventud con la iglesia? ¿joven igual a católico? Eso es que no me entra y segundo; ¿por que narices tenemos que costear los viajes del Papa? Y tú ¿que opinas? De mis impuestos, al Papa cero.

 

La visita del Papa no da la talla

El-Papa-en-Santiago-de-Compostela

Mucha era la expectativa creada con la visita del Papa Benedicto XVI a Santiago de Compostela. Los bares abiertos las 24 horas, alrededor de 6000 efectivos de la Policía Nacional, comercios abiertos desde las 7 de la mañana. Todo dispuesto para recibir el supuesto aluvión de fieles que se suponen seguirían los pasos de Benedicto XVI. La friolera suma de tres millones de euros gastados por el Gobierno Gallego ante lo que tendría que a ver sido un evento que colocase a Santiago en el centro de atención mundial, nada mas lejos de la realidad.
De los 1200 autobuses programados solo 300 hacían acto de presencia a medio día. “Los únicos que me han comprado recuerdos de la visita son unos policías sevillanos y unos bomberos de Barcelona. Los peregrinos se han asustado”, es lo que cuenta el encargado de Recordos A Rúa, lamentable.
Las voces de apoyo a tal fiasco no se han hecho de esperar como era de suponer, Diego Pérez, sacerdote del Opus Dei de la diócesis de Tui-Vigo nos recuerda que lo importante es el mensaje que el Papa queria trasmitir, “No ha venido para que los políticos tengan un rédito electoral”.
Siete pantallas gigantes para una veintena de fieles, que estos si están rodeados por un despliegue, este si histórico, de policías, periodistas y voluntarios de protección civil. El Papa termina con su discurso y poco mas de una docena de personas aplaudiendo. Milagros Sandoval, una religiosa de Lumen Dei llegada de A Coruña. “Hay mucha menos gente de la esperada. Quizás es porque se hizo propaganda de que Santiago es pequeño…” “Es una pena”, apostilla, desolada, la mujer que la acompaña.
Deja tu comentario, Continúa leyendo.
Leer más “La visita del Papa no da la talla”