Donald Trump candidato

Candidato a la presidencia de los Estados Unidos, el resto tenemos un problema. Tenemos como candidato a la primera potencia mundial, o así nos la venden, a un ultra conservador, término que no me gusta, conservador es una palabra que no refleja la realidad; ultra derecha y fascista son términos más apropiados. Su mensaje es común a todos los radicales de ultra derecha, se dirige al pueblo con suma condescendencia culpando de todos los males a emigrantes los cuales son degradados a engendros inferiores.

Promete a los suyos mejoras de todo tipo recordándoles que son los inmigrantes los únicos culpables de todos ellos. Para solucionarlo propone medidas descabelladas como la creación de un muro a lo largo de toda la frontera, endurecimiento las leyes en detrimento de inocentes y toda medidas por descabellada que sea con tal de aumentar su popularidad ante un público entregado quizá más sediento que el propio Trump.

Pero tranquilos, nosotros también recibiremos nuestra región de fascismo y con el beneplácito nuestros gobernantes que nos venderán en subasta como al pescado recién llegado a la lonja. Que si tratado TTIP, que si cedemos más bases militares… Algo que ya nos costó un precio alto. Pero seguir tranquilos, la mitad de vosotros no os enteráis de nada, otra parte creerá que es bueno y lo picos críticos seremos abucheados.

Y recuerda, la ignorancia es la felicidad.