Hablando de abdominales

Hablar de abdominales es meterse en camisa de once varas por la sencilla razón de que todos quieren tener un abdomen liso y plano pero la mayoría se pierden por el camino con falsedades arraigadas. A ver si puedo ayudar un poco sin pretensiones técnicas ni científicas.

Empecemos por corregir un error muy común que es ese que dice que hacer ejercicios centralizados hacen eliminar grasa de la zona trabajada, en este caso la gente y algunos profesionales (llamemosle así) creen que para conseguir una tableta de chocolate (marcar los músculos abdominales) hay que hacer mucho trabajo abdominal con el fin de “quemar grasa del abdomen”. Querido lector he de decirte que es falso. Tienes que entender y comprender que la grasa es un sustrato energético y la energía ni se crea ni se destruye, se transforma, y que nuestro cuerpo no usa la grasa como sustrato energético de la zona en la que se realiza el movimiento. Para que nuestro cuerpo use la grasa como sustrato energético esta a de pasar al torrente sanguíneo desde donde está almacenada (en todo el cuerpo) en forma de ácidos grasos libres para ser oxidada (crear energía) en las células que lo necesiten, en este caso el las del abdomen, y ese proceso se genera por todo el cuerpo. Es decir, la grasa almacenada por todo nuestro cuerpo es liberada al torrente sanguíneo en forma de ácidos grasos libres para ser absorbido por las células que necesiten sustrato energético

Al pensar en grasa hemos de hacerlo como lo que es, un combustible que se reparte por el cuerpo y que se usa en función de la demanda y del déficit de energía. Lo que si conseguirás realizando ejercicios centralizados es fortalecer y/o hipertrofiar esa zona y debería hacerse en función de unos objetivos deportivos y/o saludables.

No todos los ejercicios de abdominales son buenos para todos, ni muchos de los que hacen los deportistas avanzados son útiles para el abdomen. Por ejemplo, los denominados sit-up si bien es cierto que generan tensión abdominal al inicio del ejercicio, es el psoas iliaco el que acaba trabajando en su totalidad por no mencionar la tensión innecesaria en las vertebras de la columna vertebrar. Por lo tanto olvídate de ello. Pantorrilla en banqueta, espalda al suelo, manos a la frente y elevación de hombros a 40% y se acabó.

No todo es crunch. Los trabajos isométricos son fantásticos para el abdomen y lumbar y ofrecen una infinidad de adaptaciones para todos los niveles. Busca un buen profesional y descubrirás de que hablo.

Por lo tanto podemos concluir diciendo que podemos tener un abdomen fuertemente trabajado con todos sus beneficios pero no tener marcada la tableta de chocolate. Si lo que quieres es, además de tener un abdomen fuerte, lucir tableta de chocolate ni te queda más remedio que entreno silencioso; cuidar tu alimentación.

Autor: Patrick

Me gusta las buenas películas; que cada vez hay menos, el deporte; lo practico asiduamente, sobre todo los programas de Les Mills, y claro, escribir en mi blog.

Deja un comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s