Algunos consejos para elegir un buen entrenador personal

Has tomado la decisión de empezar a practicar deporte pero no tienes ni idea por dónde empezar. No te preocupes, le pasa prácticamente a todo hijo de vecino. Normalmente te apuntas al gimnasio más cercano y el monitor de sala te da una de las numerosas tablas de ejercicios que existen en las cuales son prácticamente todo ejercicios con máquinas. Y básicamente eso es todo. A eso le sumarás un dieta milagro y ya tenemos el estándar. Por otro lado nos encontramos con aquellas personas que por su poder adquisitivo pueden costearse un entrenador personal. A estos, especialmente, puede que les interese seguir leyendo, bueno, y a todos, ¿por qué no?

Pues como no tienes ni idea, no te preocupes, no tienes porqué, decides contratar los servicios de un entrenador personal, pero ¿cómo identificar a un entrenador personal que se precie de serlo? No es fácil para un lego en la materia, por eso te voy a dar unas recomendaciones, a mi entender, básicas, para que no estés tan perdido a la hora de escoger un entrenador personal.

  1. Aunque te parezca una obviedad lo primero es informarse acerca de la titulación del entrenador personal ya que de ella dependerá mucho los cocimientos de éste, no es lo mismo una titulación expedida por la federación formada por algunos gimnasios, que una certificación EHFA, por ejemplo.
  2. Huye de todo aquel que te recomiende una dieta de 1500 o menos kcal. Teniendo en cuenta que tu metabolismo basal, de forma aproximada, si eres mujer puede rondar las 1600 kcal y si eres hombre 1800, mantenerse con una dieta inferior es más que contraproducente, una locura denunciable.

  3. Si en el momento de planificar tu plan alimenticio es algo así como; tortilla de claras con algo de avena por la mañana, pechuga de pollo con ensalada para comer, ensaladas con atún para cenar, batido de proteína antes de entrenar y más aminoácidos en pastillas después después del entreno, vuelve a leer el punto 2.

  4. No por “machacarte” más te hará que pierdas más grasa. Esto sería algo así como ¡MÁS RÁPIDO, CORRE, SALTA VUELA, MÁS MÁS MÁS…! Seguramente tu entrenador personal no sepa que es metabolismo aeróbico y anaeróbico. Vuelve a leer el punto 1.

  5. No te dejes llevar por la apariencia física de tu entrenador. Conocimientos no es igual a estado físico.

Y hasta aquí algunos consejos básicos a la hora de escoger un entrenador personal que se precie. Espero poder haberte ayudado un poco. Si tienes alguna duda tan sólo tienes que dejar tu comentario. En medida de lo posible intentaré ayudarte. Hasta la próxima.

Autor: Patrick

Me gusta las buenas películas; que cada vez hay menos, el deporte; lo practico asiduamente, sobre todo los programas de Les Mills, y claro, escribir en mi blog.

Deja un comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s