La tragedia de la migración

Cada noticia que nos llega tiene un número mayor que la anterior, con cada noticia aumentan los migrantes muertos que intentan llegar a costas europeas. El número ya es mayor que muchos atentados terroristas -por dar un ejemplo- que han hecho llevarnos las manos a la cabeza y tomar mediadas radicales e inexplicables al mas básico raciocinio. Sin embargo el atentado contra estas personas continuado y sistemático cuan lo menos nos saca un simple y fugaz sentimiento de pena por sus muertes.

He dicho atentado terroristas contra migrantes y además de estado, sí. Es un atentado terrorista sencillamente porque se les deja morir -por acción u omisión- con el objetivo inequívoco de causar terror en aquellos que sigan los pasos de los que intentaron llegar primero; la muerte. Intenta cruzar y tu destino será morir como tu antecesor. La segunda definición de la RAE no deja lugar a dudas.

En todas las ocasiones el argumento de la noticia es una calcamonía de la anterior. Nos cuentan el drama humanitario que supone la muerte de 400 migrantes en aguas europeas y de las medias que adoptan las autoridades para evitar que las endebles embarcaciones que intentan cruzar no lo hagan. La solución siempre es evitar que la embarcación no zarpe de su origen y si lo consigue que nunca llegue a destino. A más muertos mayor cobertura mediática, más terror y miedo para los siguientes en intentarlo.

Pero no va a funcionar. No es que lo afirme yo sin más, a día de hoy es un hecho contrastable. Lo intentan, mueren y lo siguen intentando a sabiendas de que cada vez las probabilidades de éxito son menores, a sabiendas de que es más probable que mueran en el intento. Ellos siguen. La pregunta es inevitable ¿que empuja al ser humano a una empresa en la que hay más posibilidades de perder la vida que de llevarla a buen fin? La respuesta sólo puede ser una; algo peor que la muerte. Y qué puede haber peor que la muerte.

Para eso tenemos que mirar a sus países de origen y obtendremos una respuesta clara y concisa. Los que se juegan la vida -y la suenen perder- para llegar a Europa huyen de países donde la dictadura que impera es tan atroz que la muerte es más una liberación que un riesgo no asumible. Lo peor de todo y lo que aclara aun más la nefasta e inútil actuación de la Comunidad Europea que deja morir a cada vez más migrantes es que tienen intereses comerciales. No son pocas las empresas europeas que explotan la recursos naturales de los países de procedencia de los migrantes. La fórmula es sencilla; déjame explotar los recursos naturales de tu país con mano de obra casi esclava y a cambio tú vivirás gobernando en dictadura y con todos los lujos posibles. Al respecto podrás encontrar más información y detalles en el libro “La era Obama” de Noam Chomski.

Es por ello que la única solución que plantea la CE es que las embarcaciones no zarpen de su origen y si lo hacen devolverlas, ya que atacar contra la raíz del problema, esta es la explotación y represión que sufren los migrantes en sus países de origen los cuales tienen intereses comerciales con multinacionales europeas sería atascarse a ellos mismos y reconocer por lo tanto que son parte sino raíz del problema, sería atacar contra las empresas europeas que explotan -no sólo los recursos naturales- y operan en los países dictatoriales de procedencia. Cualquier cosa será mejor que reconocer nuestra culpa, incluso la muerte.

Autor: Patrick

Me gusta las buenas películas; que cada vez hay menos, el deporte; lo practico asiduamente, sobre todo los programas de Les Mills, y claro, escribir en mi blog.

Deja un comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s