La gestión privada encarece un 25% el agua

La catalana plataforma ciudadana Aigua és Vida ha denunciado que la privatización del agua ha encarecido un 25% los costes que la ciudadanía a de pagar por un servicio público. A tal efecto han elaborado un mapa interactivo sobre la gestión del agua en Cataluña a partir de los datos de la Agencia Catalana del Agua. Esta comunidad autónoma tiene el dudoso honor de ser, señala la plataforma, “la región líder mundial en gestión privada del agua”.

Para entender este fenómeno hemos de intentar alejarnos de las reflexiones que nos conducen a echar la culpa a la entidad privada que gestiona el servicio público del agua, ya que dicho razonamiento tan sólo nos llevará a cambiar un “mal por otro” porque sea la que sea la empresa privada que gestione el coste del servicio se encarecerá y esto es de fácil explicación. Para empezar hemos de entender que el servicio municipal de aguas es un servicio público y como tal toda la infraestructura está pagada por todos los ciudadanos mediante partidas presupuestarias que salen de los impuestos. La lógica más simple nos dice que la gestión y mantenimiento de toda la red de aguas ha de ser por parte de la administración pública la cual está carente de todo lucro, siendo los gastos más elevados el del personal. Todo lo contrario a lo que ocurre en las empresas cuyo único fin es el lucro. Como en todo servicio que pasa a ser gestionado por un tercero éste, en este caso una empresa privada cuyo único fin es el lucro, quiere su “parte del pastel” y por lo general se queda o intenta quedarse con el más suculento. A partir de ese momento a los costes de mantenimiento y personal hay que sumarles la arte que la empresa privada se lleva por un trabajo de gestión que debería de ser de la administración pública. Como consecuencia nos encontramos ese aumento en la factura que puede llegar al 25% más.

La excusa nos la encontramos en que por parte de la administración pública nos dicen que al privatizar el servicio público este recibirá una mejor atención, algo carente de sentido ya que en muchos casos por no decir en todos, la plantilla y las instalaciones son las mismas, lo único cierto es que ahora tenemos un tercero que se aprovecha de una infraestructura pagada con dinero público, de la cual su mayor preocupación es cobrar las facturas aumentadas para llevarse su parte. Y de esto pueden dar buena cuenta la mayor parte de Cataluña y cualquier otra región de España en la que su servicio público de aguas haya sido privatizado. Todo esto nos lleva a pensar que posiblemente las privatizaciones de servicios públicos son “pagos de favores” adquiridos por lo políticos de turno con las empresas adjudicatarias, o que estas empresas tras conseguir la adjudicación heredan una deuda con el partido político que ese momento controla la administración pública. A tal excusa como es que la gestión privada en mejor y de ahí que se privatice un servicio público, la respuesta más sensata debería de ser el cambiar a los que se encargan de administrar lo público que para eso han sido elegidos, para administrar.

Más información LaMarea.com

Autor: Patrick

Me gusta las buenas películas; que cada vez hay menos, el deporte; lo practico asiduamente, sobre todo los programas de Les Mills, y claro, escribir en mi blog.

Deja un comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s