Quién pagará la fiesta

Es sábado tarde y en la cabeza sólo te ronda el pensamiento de lo bien que te lo vas a pasar por la noche cuando empiece la “marcha”. Además tienes el aliciente añadido por la visita al local de moda del Dj que “arrasa” en las listas, motivo por el cual sabes y aceptas de buen grado que el coste de la entrada se ha visto encarecida notablemente. Bueno, tienes trabajo y has cumplido con la obligación de muy buena gana precisamente porque el la cabeza te rondaban pensamientos del sábado noche. Satisfacción y recompensa por el esfuerzo cometido.

Un sentimiento que dudo que haya experimentado nuestra clase o casta política y amigos más allegados del mundo empresarial a la vista de todo lo que a la luz pública está surgiendo. Por lo visto los salarios que se adjudican por votación que ellos mismos realizan no son suficiente y necesitan de chantajes y tretas para recibir “donaciones” ilegales para repartir entre sus componentes a cambio de adjudicaciones públicas (en especial obras públicas, esto es, construcciones de todo tipo que pagamos con nuestros impuestos) a aquellos empresarios que han soltado previamente la “pasta”. Algunas y algunos de nuestros políticos son tan polivalentes que son capaces de desempeñar hasta trece trabajos de forma simultanea percibiendo sus correspondientes nominas. Y últimamente estamos viendo cómo los miembros de Caja Madrid disfrutaban de tarjetas de crédito sin limite alguno y que no declaraban al fisco. Por supuesto, estás personas encargadas de dirigir y tomar las más importantes decisiones de Caja Madrid “desconocían” todo el funcionamiento de las tarjetas de crédito aunque dicho desconocimiento no les impidiese gastarse verdaderas fortunas.

De momento nadie dimite, nadie entra en prisión y nadie recibe castigo alguno salvo un juez que se atrevió mandar a un “cabecilla” a la cárcel; por semejante osadía ha quedado (de momento) inhabilitado. El presidente de Gobierno no hace mas que evadir sus responsabilidades evitando además cualquier tipo de pregunta incomoda cuando no simplemente recurre a un televisor para dar una charla y evitar así cualquier interacción. Los delincuentes no hacen mas que salir en medios de gran difusión con un discurso burlesco y ofensivo para cualquier “homo sapiens” que lo escuche y aquí no pasa nada, lo peor de todo es que todavía hay “neandertales” que se lo creen todo. Y yo me pregunto quién pagará la fiesta o por lo menos me lo preguntaba. Ahora me limito a preguntarme si alguien pagará alguna vez.

Autor: Patrick

Me gusta las buenas películas; que cada vez hay menos, el deporte; lo practico asiduamente, sobre todo los programas de Les Mills, y claro, escribir en mi blog.

Deja un comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s