El miedo a perder privilegios, el miedo a #Podemos

Las elecciones Europeas han dejado una cosa bien clara; la ciudadanía ya no tiene miedo de votar alternativas porque ha quedado bien claro que si se puede hacer política para todos y no para una reducida parte cómo hasta ahora. Por toda Europa hemos podido observar la misma tendencia. Partidos que se consideraban minoritarios o irrelevantes han dado la sorpresa, aunque más que el partido en sí deberíamos de hablar de los que esos partidos han predicado. Ya sean de extrema derecha como en Francia o agrupaciones de izquierda como en Grecia el mensaje que ha hecho que la ciudadanía les vote ha sido no a la austeridad en un tono más o menos radical, algo similar a lo ocurrido aquí en España pero con el matiz que nos da eso de Spain is diferent tan nuestro, esa Marca España, la corrupción política y sus amigos.

Así es que nos encontramos con Podemos, la plataforma política encabezada por Pablo Iglesias que ha conseguido en tan sólo cuatro meses la sorprendente cantidad de cinco eurodiputados. Sorprendente para algunos, en especial para los de siempre que desde un principio ignoraron y despreciaron a Podemos. Como he dicho primero ignorados, después despreciados y finalmente con una sorprendente victoria insultados, en especial su numero uno en las listas; Pablo Iglesias.

Se le ha llamado de todo; antisistema, El Melenas, El Coletas, Perro, flauta, provelezolano, rojo, niñato… Así, gratuitamente y faltando a la verdad y que con un simple vistazo a Wikipedia podemos comprobar, entre otros que Pablo Iglesias Turrión,

es licenciado en Derecho (promoción de 2001) y en Ciencia Política (con premio extraordinario, en 2004) por la Universidad Complutense de Madrid,4 donde también obtuvo el doctorado en 2008, con una tesis sobre la acción colectiva postnacional.5 Otros estudios de posgrado realizados incluyen un máster en Humanidades (2010) por la Universidad Carlos III con una tesis sobre análisis político del cine, y un Master of Arts in Communication (2011) por el European Graduate School (Suiza), donde realizó cursos de filosofía de los medios de comunicación y estudió teoría política, cine y psicoanálisis.6 Desde 2002, ha publicado más de 30 artículos en revistas académicas.7

Un currículo que más de un descalificador querría para sí. Otro frente de ataque ha sido hacernos creer que el descontento de la ciudadanía y por consiguiente el ascenso de Podemos no es por el incumplimiento sistemático de las promesas electorales, la corrupción que inunda la política española, las puertas giratorias, banqueros corruptos sin pagar por sus delitos, etcétera sino más bien por el creciente auge mediático de Pablo. Sí bien es cierto que Pablo ha disfrutado de minutos televisivos como tertuliano, más cierto es aún que de su boca han salido las palabras más sensatas y coherentes que hemos podido escuchar en años. Palabras que sólo asustan a los que han encontrado en la política su estatus y su bienestar.

“Aquí en Madrid hay de todo, todos los frikis acaban planeando sobre Madrid”, ha dicho este martes Pedro Arriola, director del Instituto de Estudios sociales y sociólogo de cabecera del PP, con el “mayor respeto” para subrayar también que Podemos es en definitiva, “la canalización del malestar”, que es bueno que en política se exprese con votos “y no con piedras”.

Arriola ha subrayado que han sido las televisiones las que han puesto en contacto a Podemos con determinados segmentos sociales. Ha considerado que los votos a este partido vienen del PSOE e IU o son de electores jóvenes que acudían a las urnas por primera vez. Para Pedro Arriola, estos comicios han servido para expresar “cabreo” o “malestar” porque “no reparten poder”, los ciudadanos no las perciben como cruciales y actúan en consecuencia.

“Una parte no quiere perder el tiempo (de ahí la poca participación) y la otra parte las usa para expresar sus humores”, ha señalado el sociólogo del PP, para quien se ha votado “con el corazón” y si se hubiese votado “con la cartera”, como en unas municipales, autonómicas o generales, los resultados habrían sido otros.

Son algunas de las descalificaciones no sólo a Pablo sino también hacia los ciudadanos que han votado a la plataforma Podemos. Declaraciones que dejan al descubierto la calaña a la que nos vemos sometidos. Sin duda todo un ejemplo a seguir. Tienen miedo, pero no de Podemos, tienen miedo porque han visto que ya no pueden seguir mintiendo y salir impunes, tienen miedo porque ven sus privilegios peligrar, miedo a perder el poder; poder que siempre a sido otorgado por los votos, miedo a verse en la calle donde serían tan perros flautas como ha ellos les gusta calificar a todo ciudadano que no procese con su ideología. Tienen miedo y con razón.

Relacionado |La República|

Autor: Patrick

Me gusta las buenas películas; que cada vez hay menos, el deporte; lo practico asiduamente, sobre todo los programas de Les Mills, y claro, escribir en mi blog.

Deja un comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s