Todo un ejemplo

Mobile World Congress, Barcelona. Por sorpresa se anuncia que SAR Felipe de Borbón visitará el recinto ferial y que por protocolo, hará un paseillo en el que se le tendrá que dar la mano. Aquí cuando se dice protocolo perfectamente lo podríamos cambiar por algo así como por cojones, te guste o no le vas a dar la mano al SAR y vas a salir sonriendo en la foto. La presencia de SAR Felipe en Barcelona dudosamente responde a una visita desinteresada. Nadie está ajeno al deseo de los ciudadanos catalanes de realizar un referéndum acerca de la forma de estado en la que viven. Dejando a un lado los motivos por los que cierto sector catalán, ciudadano incluido, quieren el referémdum me gustaría centrarme en la visita del SAR y en la reacción de unos de los emprendedores que asistieron al Mobile World Congress.

Como decía la visita de SAR Felipe a Mobile World Congress no es casual. La foto del pasamanos obligado con los empresarios catalanes es publicidad de primara calidad que los periódicos afines saben manejar a la perfección. Esto es innegable. Pero cada vez queda más claro que esto del protocolo va a tener que evolucionar si quieren que siga dando el efecto deseado como ha demostrado Àlex Fenoll; por protocolo (es decir, por cojones) me obligáis a ponerme en la fila, pero la mano me la tendréis que arrancar si queréis que se estreche con la de SAR.

Ni más ni menos fue lo que Àlex hizo; se colocó en la fila y cuando pasaba por su lado SAR con todo el séquito de fotógrafos (la foto es importante) le negó el saludo, ante todo dignidad. Porque podemos estar de acuerdo o no con ese sector de catalanes que pide el referéndum, pero es innegable que ha nadie le gustaría ser obligado a estrechar la mano de aquel que es la máxima del sistema que te impide siquiera poder decidir tu estatus social. Hola, soy tu opresor, dame la mano como buenos hermanos que hay que salir bien el la foto de portada No, gracias. Es por eso que digo que es todo un ejemplo.

Y así lo expresa Àlex; “Nos avisaron de que el Príncipe acudiría en unos minutos cerca de donde estaba yo y que, por protocolo(N.de.A; insisto, por cojones), los congresistas debíamos saludarle a medida que fuera acercándose. Cuando me tocó a mí, decliné su saludo porque él no reconoce el derecho a la autodeterminación de Catalunya. Se quedó parado y me dijo que si no quería, que no le diera la mano. Pero al rato volvió y me dijo que por educación debía dársela. Intercambié unas palabras con él y le dije que con mi gesto quería hacerle saber que no estamos de acuerdo con su manera de actuar ni con el trato que Catalunya está recibiendo” Fuente Publico.ES.

Por supuesto que ésto será interpretado por la prensa más afín a la monarquía, entre ellas viejas conocidas que ya en su momento defendieron y apoyaron el golpe de estado sufrido en 1936, como una gran ofensa hacía España por parte de los empresarios catalanes, con el único fin de crear odio y crispación en el sector más radical y primario del conjunto de la sociedad española, esa que es tan maleable por ignorante, con el fin de ponerlos en contra ya no sólo del referéndum, sino de todo lo que a Cataluña suene. Pero nada más lejos de la realidad.

Àlex continúa sus declaraciones argumentando muy bien; “Estoy de acuerdo en que si no le di la mano al Príncipe es por un tema de educación. Pero no como la interpretan algunos. Para mí, la educación debe tener un feedback, un retorno. Y si alguien me exige educación primero deberá reconocer mis derechos, empezando por el de votar libremente, y luego deberá reconocer el trabajo y esfuerzo que estamos realizando los empresarios catalanes sin recibir ningún tipo de facilidades por parte del Estado”, para continuar; “Es que el Príncipe Felipe no puede pretender venir aquí a hacer buena cara cuando el Estado que representa nos boicotea continuamente. Es un tema de dignidad”. “Lo peor que le puede ocurrir al empresariado catalán es seguir conectado a España”

Ahora intenta hacer una pequeña reflexión y dí si le darías la mano al que directa o indirectamente crea agravio sobre ti, la respuesta es clara; no.

Autor: Patrick

Me gusta las buenas películas; que cada vez hay menos, el deporte; lo practico asiduamente, sobre todo los programas de Les Mills, y claro, escribir en mi blog.

2 comentarios en “Todo un ejemplo”

Deja un comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s