Hollande nos distrae con sus copulas

La historia se repite, o las historias. Está en boca de todos el affaire -que bonito, hasta en esto de los cuerno de toda la vida los franceses saben darle un toque distinguido- del presidente Hollande con la actriz Julie Gayet. Él de 59 y poco agraciado y ella de 41 y espectacular, es igual a morbo en bandeja de plata y de fondo, la pobre y sufridora primera dama que se resiste al trágico final que todos conocemos; os acordáis de Sarkozy y Bruni.

De esta aventura amorosa hemos podido conocer que incluso el picadero de Hollande era el mismo que el de Sarkozy. Algo así como un despacho cualquiera que pasa de un presidente a otro. Que civilizados estaos franceses, normal, nos sacan una guillotina de ventaja y así como pintan las cosas por aquí, esa ventaja se antoja insuperable. Hasta hemos podido disfrutar de fotos, o supuestas fotos, del presidente con su cana al aire montados en motocicleta. En fin, toda la prensa internacional volcada en la historia repetida.

Pero ¿y si te digo que la infidelidad de Hollande ha sido destapada para tapar un problema más grave, un problema que afecta a Francia como nación? Seguramente te estarás preguntando qué pasará en Francia, bueno, el conflicto no está dentro del territorio europeo francés, está en África y el compañero de aventura de Francia es la multinacional del uranio Areva.

Es en Niger dónde Francia junto con la empresa privada Areva ejerce su control por las minas de uranio que explotan y donde la guerra provocada con el único fin de controlar y mantener por parte de Areva y Francia el control de las minas ha aumentado, intensificado. Guerra que Francia manipula a consciencia para asegurarse que gane el que gane ella y su multinacional Areva seguirán con la explotación de las minas de uranio.

Y qué es lo que sabemos del país galo, pues que la historia de su presidente se repite consiguiendo desviar toda la atención de lo que está ocurriendo en África; de cómo Francia provoca y manipula una guerra con el único fin de mantener su control y explotación en las minas de uranio. Está claro que no hay mejor distracción que un buen polvete con una macizota francesa para evitar hablar de una guerra donde mueren negros muertos de hambre por el control de, en este caso, unas minas de uranio.

Más información AQUÍ.

Autor: Patrick

Me gusta las buenas películas; que cada vez hay menos, el deporte; lo practico asiduamente, sobre todo los programas de Les Mills, y claro, escribir en mi blog.

Deja un comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s