Nos quieren sumisos

Quién será el rimero

Es una consecuencia inevitable. Tras dos años de duros recortes atendiendo más a los interese de los que ellos llaman mercados, es decir, a los que tienen el dinero, la ciudadanía sale a la calle para expresar de la única manera que dispone para demostrar su descontento, su desacuerdo; manifestaciones y huelgas, derechos fundamentales. Es un hecho inaudible ineludible que el acto de manifestación y de huelga se unen de la mano con la molestia, pero cabe recordar que esa molestia suele recaer en ese sector que no suele apoyar dicha causa; por ejemplo, en la huelga de basureros de Madrid los que más se quejaban por ella eran los que nada tenían que con el sector, es más, nada tenían que ver con la clase obrera. Sin embargo, los trabajadores que llevaron la huelga hasta el final, consiguieron salvar miles de puestos de trabajo y mantener sus salarios, recordemos mil euristas.

En las manifestaciones se cortan calles, se hace ruido; gritos, silbidos, tambores y por qué no algún que otro insulto a los políticos opresores y por supuesto, a los policías que tan fielmente obedecen y no dudan en apalear a todo ser viviente que encuentran a su camino; hombre, mujer,niño, niña, anciano, anciana… Y claro, tanto escándalo no les gusta, y sobre todo no les gusta que ése escandaloso lleguen a los oídos de los Europeos de norte, que es donde residen la mayoría de ese ente que llaman ‘mercado’, o por lo menos es donde parece que está su mandamás. ¿Cuál es la solución? Porque parece que la treta de literalmente matar a palos a cualquiera que se manifieste ante las barbaries despóticas acometidas por éstos apolíticos que nos gobiernan no está funcionando. Fácil, ahora atacaran al bolsillo y de forma sumamente generosa. Las sanciones irán de los 100 y 1.000 euros; las graves, entre 1.001 y 30.000 euros, y las muy graves, de 30.001 a 600.000 euros.

Se castigará a los que participen en un escrache, se manifiesten sin permiso ante el Congreso, insulten a un policía (pobre de ellos, que en épocas de represión lo pasan muy mal), atentos a esta; impedirá concentraciones o manifestaciones no autorizadas ante el Congreso, el Senado o los Parlamentos autonómicos, aun cuando los diputados no estuvieran reunidos en sesión plenaria, será motivo de sanción el uso o difusión de fotos o imágenes de policías que supongan mofa para ellos o algún riesgo para la seguridad; es decir, más impunidad para los abusos de poder y palizas propinadas por los policías. Hay más, mucho más, todo ello encaminado a moldearnos, a convertirnos en sumisos. ¿Podrán? ¿Acabaras siendo un sumiso?

Autor: Patrick

Me gusta las buenas películas; que cada vez hay menos, el deporte; lo practico asiduamente, sobre todo los programas de Les Mills, y claro, escribir en mi blog.

Deja un comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s