La educación tiene un precio, Valencia 2012

Los chavales de hoy en día no son lo que eran. Hoy en día la juventud esta muy blanda. Pero mucho. Yo diría que llevan un retraso de por lo menos, ocho años de hostias bien dadas. Tanta escuela socialdemócrata con su educación para la ciudadanía, sus subvenciones para los pobres y sus clase donde se mezclaban listas y tontos (a.k.a.: alumnos con déficit de aprendizaje) os ha quitado vuestro espíritu guerrero, os ha añoñado.  No están preparados para salir a la calle y ser competitivos en este mundo cada vez mas neoliberador. No están preparados para este nuevo orden Mundial en que los gobiernos velan por que se cumplan las leyes, aunque sean las leyes de la selva. ¿No lo entendéis? Pues tranquilos que el gobierno dispone de los mejores profesores que existen para que os aprendáis la lección, la policía. Que la letra con sangre mejor entra.

Dicen las malas lenguas que por Valencia los estudiantes andan quejándose por la falta de calefacción en las aulas, debido ello a los recortes tan necesarios en educación para salir de la crisis, pues hay van los profesores de gobierno para quitaros el frio a hostias, que es mas barato. Que menos. Ademas matan dos pájaros de un tiro, ya que a esos policías los convierten en pluriempleados, de esta manera también os darán clases de historia y averiguareis de que manera se trataban a los manifestantes en los años anteriores a 1975. Es duro, cierto, seguramente no todos los estudiante serán capaces de soportarlo, pero es que ya era hora de que alguien le hiciera entender que no todos se merecen unos estudios superiores ni un trabajo digno. Que los Mercadonas empiezan a tener escasez de reponedores.

Y es que a los chavales de de hoy en día les han metido extrañas ideas en la cabeza. Les han dicho tonterías como que la democracia es el gobierno del pueblo, cosa que tiene algo de cierto. Lo que no se les explica a la juventud, es que después de haber votado, el pueblo deja ser pueblo y se convierte en masa. Y a las masas hay que controlarlas y moldearlas a antojo para que acaten las nuevas normas. Para ello que mejor que mandarles a los profesores del gobierno, que con ellos de seguro que se aprenden la lección.

Ahí va un consejo, haced como la policía: callad y obedeced. Se que lo entenderéis, porque al igual que los antidisturbios, vosotros tampoco tenéis muchos estudios. Os ahorrareis muchas clases de historia.

El autor de esta entrada esta en total desacuerdo con los acontecimientos acontecidos en Valencia y sus estudiantes.

Clase de historia

 

Autor: Patrick

Me gusta las buenas películas; que cada vez hay menos, el deporte; lo practico asiduamente, sobre todo los programas de Les Mills, y claro, escribir en mi blog.

Deja un comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s