Calas de Mallorca | Punta Negra |

En ocasiones la mejor elección suele ser la que aparece con el nombre más pequeño. Por lo menos es lo que he podido comprobar a la hora de visitar una cala elegida al azar de un mapa. Ya sabes, llega tu ansiado día libre y como no puede ser de otra forma en verano, decides irte a pasar el día libre a una cala lo más tranquila posible. Nada de bullicio ni de niños corriendo salpicando  agua y arena. Coges un mapa y empiezas a otear. Lo primero que te llama atención son los nombres de las calas que aparecen en negrita y con las letras más grandes. Por norma general suelen ser calas de fácil acceso y provistas con todos los servicios que se pueden dar para recibir la deseada bandera azul, a esas ni de coña. A esas son donde van todos y cuando digo todos sencillamente me refiero a eso, TODOS. Padres, madres, tíos, abuelos, niños… Familias numerosas y no tan numerosas abarrotan y acaparan hasta el último recoveco de suelo convirtiendo la cala en algo más parecido a una zona de guerra que en zona de descanso. No gracias, no es lo que busco. Lo siguiente que ves es lo realmente interesante aunque su tipografía diga lo contrario. Calas que para poder leer su nombre en el mapa casi tienes que usar una lupa de aumento. Esas son las buenas, esas son las que busco. Prácticamente desiertas, quizá visitada por algún lugareño, sin bullicio ni aglomeraciones. En ellas no encontrarás ningún tipo de servicio de bar ni hamacas y seguramente sus orillas sean de piedra. De difícil acceso, de seguro tendrás que dejar tú coche y caminar un rato, valdrá la pena. Pero las hay aún mejores. Son aquellas que no aparecen en el mapa. Me explico, cuando miras en el mapa sueles leer cala murta, cala trancada o playa de palma, playa de Alcudia… Pero ¿qué pasa cuando, como es este caso, en el mapa sólo lees Punta Negra? Posiblemente y es casi seguro, te encuentres con algún acantilado inaccesible por tierra, pero también es posible que te encuentres con un hotel, normalmente hoteles de cinco estrellas. En tal caso puedes dar por sentado que detrás de el se encuentra una cala pequeña y solitaria. Sí es así lo primero es buscar el camino que nos pueda llevar hasta ella y si no lo hubiera estas en todo tu derecho, siempre claro está que no montes ningún escándalo ni perturbes la paz del lugar, de atravesar el recinto para poder llegar a ella sin que te puedan impedir el paso por no ser cliente del hotel. Piensa que el acceso a la costa no puede estar privatizado. En España no existen las playas privadas. Si te impiden el paso siempre puedes recurrir a la autoridad competente, policía. De seguro que disfrutaras de un día espléndido de playa.

Autor: Patrick

Me gusta las buenas películas; que cada vez hay menos, el deporte; lo practico asiduamente, sobre todo los programas de Les Mills, y claro, escribir en mi blog.

Deja un comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s